||Smart Factory, la fábrica del futuro

Smart Factory, la fábrica del futuro

Smart Factory es otro más de los nuevos conceptos que han surgido de la Industria 4.0. La idea de fábrica inteligente es que sea la culminación de todo lo que engloba la Industria 4.0, pretende que las fábricas sean capaces de adaptarse de forma continua e inmediata a distintas tareas, cambiar los productos que se fabrican y adaptarlos a las necesidades específicas de cada cliente. Además, también incluye otras características para que las fábricas del futuro sean más sostenibles e inteligentes, como veremos en este post.

La Smart Factory es un concepto emergente, no esperes encontrar una fábrica inteligente en el polígono industrial de la ciudad en la que vives. El proceso está en fase de implantación en las zonas más industrializadas del planeta, empezando por incluir los primeros procesos inteligentes adaptados al mercado actual.

La idea de Smart Factory es alcanzable y realista, y no solo se trata de una fábrica con capacidad de producir de manera autónoma y flexible, sino que incorpora más características:

  • Una marcha más en cuanto a la Robotización: uno de los sectores que lideran la robotización es la automoción. Los robots y brazos robotizados están por toda la fábrica mientras que solo veras a personas en las oficinas, para el control y mantenimiento de máquinas. En el proceso de producción más bien encontrarás pocas personas, solo en contados casos como pueden ser los controles de calidad.
  • Apuesta por energías renovables: si en el siglo XVIII i XIX las fabricas se localizaban cerca de los ríos o bien cerca de zonas de obtención de energías fósiles, las Smart Factories buscan lo mismo, situarse en zonas donde no les falte energía y está sea barata y renovable.
  • Big Data e interacción con el mercado: para una Smart Factory la información es muy valiosa para fijar una estrategia de producción y fabricar la cantidad justa de producto evitando la perdida de ventas o stock de producto sin vender. Además, el Big Data también ofrecerá la capacidad de adaptarse de forma continua e inmediata a distintas tareas, cambiar los productos que se fabrican y adaptarlos a las necesidades específicas de cada cliente o usuario. En definitiva, las ventajas de un traje a medida a precio de una producción en serie.
  • Nuevos conceptos infraestructurales: podremos ver distintas formas de entender una fábrica muy alejadas de lo que tenemos hoy en día en nuestras mentes. Por ejemplo, fábricas subterráneas con un impacto ambiental mínimo.

La transición hacia la Smart Factory no será a corto plazo ni mucho menos. Es cuestión de costes, ya que hoy en día muchos sectores no pueden alcanzar una inversión tan elevada que sería rentabilizada en demasiados años. Aunque todo indica que la Smart Factory llegará cuando los sectores y empresas tengan la capacidad económica para hacerlo.

quonext-industria-730x90
2018-05-04T15:07:34+00:00 5 marzo, 2018|Categories: Industria|Tags: , |0 Comments

Leave A Comment