||La seguridad en la Nube ya no es solo cosa de superhéroes

La seguridad en la Nube ya no es solo cosa de superhéroes

seguridad-nube-no-superheroesQue las aplicaciones empresariales estén en la nube no significa que estén absortas y embelesadas. Hace referencia al lugar donde residen, y donde gracias a la Seguridad en el cloud se almacenan y protegen los datos de negocio.

Las previsiones indican que el mercado Cloud registrará en 2017 un crecimiento del 18.5%, tendencia que se mantendrá en los años siguientes. Y es que las empresas ven en la nube un modo fácil, eficiente y seguro de trabajar conjuntamente, gestionar servicios como la nómina o el software online (como los ERP en Cloud), y compartir lo que hacen mediante redes privadas o servidores remotos.

Sin embargo, todavía existe un temor infundado acerca de la desprotección de sus datos y de su información más sensible. Y eso que la seguridad Cloud es uno de los primeros beneficios que destacan las empresas que confían en ella, como indica un reciente estudio de Gartner.

Es más, demuestra que los proveedores de servicios Cloud repelen ataques y amenazas con firmeza. Los superhéroes ya no están solos en las alturas frente a los enemigos.

Recomendaciones para aumentar la seguridad en el Cloud

Las plataformas Cloud para las aplicaciones de gestión empresarial (Microsoft Azure o Amazon Web Services, por ejemplo) ofrecen al mercado servicios que han superado estrictas normas y certificaciones de seguridad en la nube, como las expedidas por la AEPD o los organismos competentes de la Unión Europea.

Sin embargo, las empresas también pueden actuar para repeler las posibles amenazas para su información. Tan sólo han de seguir un protocolo básico de seguridad en el Cloud con acciones como:

  1. Inventariar los ficheros sensibles. Es necesario llevar un registro de qué información se ha guardado, dónde, cómo y los diferentes modos de acceder a ella.
  2. Reducir los datos almacenados que ya no son necesarios. Para mantener la seguridad en la nube es muy recomendable guardar solo los datos que se necesitan para la gestión del negocio. La información de facturación de antiguos clientes o la personal de antiguos empleados quizás ya no se usan y son caramelo muy goloso para los hackers.
  3. Asegurarse de que el proveedor Cloud cuenta con protección física. Los datacenters que albergan los datos han de cumplir certificaciones como SSAE 16 tipo II y garantizar las máximas medidas de seguridad 24×7, garantizando la copia de datos en servidores alternativos.
  4. Usar protocolos de cifrado de alto nivel. Especialmente útil en las transferencias de información, alineado con el uso de firewalls y protocolos SSL / TLS.
  5. Aumentar la seguridad de las contraseñas. Muchos de los ataques vienen por el flanco de las contraseñas más débiles. Confiar en la autenticación multifactor y en el bloqueo de cuentas reduce enormemente el riesgo.
  6. Configurar los accesos según roles. Es necesario crear permisos personalizados y controles según la función del usuario. De esta manera se consolida la privacidad de los datos: cada usuario ve lo que ha de ver, no lo de los demás.
  7. Concienciar a los empleados. Establecer una cultura de la seguridad en la Nube entre los empleados es una de las mejores maneras de proteger la información.

Como hemos podido comprobar, la seguridad en la Nube es cosa de todos: proveedores, clientes y usuarios. En Quonext te garantizamos que nuestras soluciones 360º de gestión están libres de todo riesgo en su uso 100% cloud.

¿Lo vemos juntos?

2017-12-12T08:05:58+00:00 12 diciembre, 2017|Categories: Transformación digital|Tags: , , |0 Comments

Leave A Comment