||El Revenue Management hotelero en la gestión actual

El Revenue Management hotelero en la gestión actual

Revenue-Management-hotelero-gestion-actualCuando un producto o servicio tiene mucha demanda, su precio sube. Cuando este interés disminuye, también lo hace su precio”. Esta podría ser una definición muy breve de lo que representa el Revenue Management hotelero para los negocios del sector Hospitality.

Este proceso de adaptación de los precios para vender en cada momento el producto/servicio al precio adecuado influye poderosamente en su estrategia empresarial, debido a sus importantes implicaciones en áreas como Marketing, Ventas, Dirección, etc. Tampoco podemos olvidar su implicación en la herramienta de gestión hotelera por excelencia: el PMS.

¿Cómo funciona el Revenue Management para hoteles?

Para conseguir que la estrategia de Revenue Management para hoteles de nuestro establecimiento o cadena sea eficaz, ha de seguir una serie de pasos básicos.

  1. Acopio de datos. La información es el pilar fundamental del Revenue Management hotelero. Un negocio de este tipo ha de conocer los precios de sus productos (habitaciones), los precios que ofrece la competencia y la acogida del cliente. En este apartado, los indicadores clave son el porcentaje de ocupación, la tarifa diaria estándar (ADR) y el ingreso por habitación disponible (RevPAR).
  2. Segmentación. Con toda la información disponible, los negocios hoteleros pueden agrupar a los clientes por segmentos en función de características comunes (por ejemplo, su temporalidad, el canal del que proceden, etc.). De esta manera, puede ajustar sus precios en función de su comportamiento habitual e incluso lanzar ofertas específicas, como por ejemplo para periodos muy concretos.
  3. Previsión de la demanda. A partir de la información recopilada y de los segmentos escogidos, el Revenue Management para hoteles permite al profesional realizar simulaciones de escenarios, ante los que puede más tarde ajustar los precios de sus habitaciones o productos. En este punto también intervienen variables como los índices de cancelación de reserva.
  4. Optimización de precios. Con la información obtenida en la anterior fase, el profesional hotelero puede ajustar las tarifas de sus habitaciones combinando sus objetivos de obtener el mayor número de ingresos y acercarse al máximo a la plena ocupación. Para ello aplica diferentes técnicas, como la programación lineal, el análisis de regresión o los modelos de elección discreta.
  5. Recálculo de precios. La demanda es un concepto en constante transformación, como hemos visto en la cita inicial de este artículo. Por este motivo, los negocios hoteleros deben recalcular sus precios en función de las variaciones de los conceptos que interviene (por ejemplo, el RevPAR, la previsión de la demanda, etc.).

A tenor de todo lo anterior, podemos decir que el Revenue Management hotelero es una estrategia fundamental para cualquier negocio de este sector que desee tener éxito y competir con garantías en un mercado cada vez más ajustado y dinámico, al tiempo que mejora su gestión. Su integración con herramientas como los PMS hoteleros (por ejemplo, QuoHotel) es clave.

En Quonext contamos con expertos en gestión y Revenue Management para hoteles que te ayudarán a aplicar la estrategia que mejor encaje con tu negocio.

¿Lo vemos juntos?

Leave A Comment