||Planificación y gestión empresarial del ERP y el CRM

Planificación y gestión empresarial del ERP y el CRM

Características de un ERP y CRM

La creciente competitividad del mercado ha llevado a la gran mayoría de las empresas a plantearse la posibilidad de mejorar sus procesos empresariales internos, a partir de las funcionalidades ofrecidas por los sistemas de gestión ERP o CRM. Así, tareas tan rutinarias como la conceptualización de datos, el pago de nóminas o el flujo de información interdepartamental y la atención al cliente, podrían pasar a gestionarse de forma automática sin requerir la constante supervisión de los empleados.

Este tipo de funcionalidades ligadas al software de gestión ERP y CRM, aumentan la productividad y la eficiencia de las compañías, además de evitar duplicidades de información, tomas de decisiones erróneas u ofrecer un perfil detallado de nuestro cliente potencial. Para implantar con éxito este tipo de avances tecnológicos en una empresa, será necesario realizar una reingeniería de los procesos por tal de potenciar, de manera sostenida, el tiempo destinado al cambio.

¿ERP o CRM?

El software de gestión ERP, es un sistema integrado de planificación de recursos para una empresa. Contando con este tipo de solución empresarial, muchas de las tareas organizacionales, productivas y operativas quedan automatizadas y controladas desde una sola base de datos. Incluye, además, diferentes módulos especializados en cada uno de los departamentos que componen la arquitectura interna de una empresa: recursos humanos, logística, producción, ventas o gerencia, entre otros. Por su parte, el software CRM es un programa de gestión clientelar especializado en la creación de estrategias focalizadas a fidelizar clientes. La finalidad es conseguir nuevos consumidores potenciales y, sobre todo, reforzar el vínculo con los ya existentes aumentando la satisfacción en el trato con el usuario.

Reingeniería previa a la implantación del ERP y el CRM

La finalidad de este tipo de sistemas de gestión empresarial, independientemente de su función, es colaborar en los procesos de reingeniería aportando las funcionalidades específicas para automatizar y controlar todo tipo de procesos empresariales.

Implantar un sistema de gestión ERP o CRM en una empresa requiere un periodo de adaptación que acondicione las características del software a las necesidades de la empresa en cuestión. En este marco, cabe tener presente las siguientes instrucciones:

  • Realizar un estudio para comprobar cuál de las soluciones TIC existentes en el mercado (ERP, CRM, BI…) se ajusta más a las necesidades de la compañía y si ésta es compatible con las tecnologías ya existentes en la empresa.
  • Un sistema de gestión ERP o CRM requiere de una configuración específica de todas sus funcionalidades adaptadas a cada empresa. Es decir, todos estos programas de gestión empresarial incorporan módulos específicos de trabajo, pero deben perfeccionarse para que puedan acceder al nivel requerido. Además, es necesario identificar previamente cuáles son las carencias productivas que se quieren potenciar con la reingeniería de procesos, para así poder escoger el software más adecuado a las necesidades de la compañía.

En conclusión, ambas soluciones de gestión empresarial suponen una apuesta por el ahorro, la eficiencia y la optimización de los procesos, tanto internos como externos, que influyen en la actividad diaria de una compañía. De modo que tanto un ERP como un CRM, presentan una tendencia de desarrollo empresarial pensada e ideada para reforzar y proyectar nuestro negocio, reduciendo el margen de error, a la vez que aumenta el del beneficio.

2017-04-20T06:49:24+00:00 16 agosto, 2016|Categories: ERP|Tags: , |0 Comments

Leave A Comment