||La inversión en un ERP y las fases del proyecto

La inversión en un ERP y las fases del proyecto

Inversión en un ERP y fases del proyectoTomar la decisión de implantar un software ERP en una empresa no es fácil, ni tampoco resulta un proceso rápido. Aunque en la práctica, la enumeración de todas las fases por las que una empresa debe pasar es difusa – ya que se solapan unas con otras -, se puede establecer una categorización teórica que ayude a entender mejor las diferentes fases de las que se compone.

Un sistema ERP como el de Sage X3 es una herramienta que genera multitud de ventajas empresariales, principalmente desde un punto de vista de gestión organizacional. A pesar de todo, implantar un ERP no necesariamente es la fórmula del éxito. En primer lugar, se debe escoger bien el proveedor que va a facilitar el software, analizar las necesidades de la compañía e implantarlo de una forma gradual, de tal manera que se logre evitar la tan denostada resistencia al cambio.

Fases del proceso de inversión de un ERP Sage X3

Existen una serie de etapas que toda empresa debería delimitar en su calendario de implantación. Como se ha comentado anteriormente, no existe una frontera claramente delimitada entre unas y otras, pero sobre el papel sí que pueden distinguirse algunas de las más significativas:

  • Selección y adquisición del ERP: escoger un software de gestión empresarial ERP resulta crucial. Pero para poder hacerlo con las mayores garantías posibles, es importante que la empresa haya identificado previamente cuáles son las necesidades que desea cubrir. Esta auditoría previa, por lo tanto, iluminará la toma de decisión posterior sobre el proveedor ERP y el software escogido.
  • Implantación: una vez escogido el software ERP se inicia la fase de implantación. El proveedor Sage X3 cuenta con consultores externos como Quonext especializados en esta fase del proyecto, que garantizan el éxito en este proceso. En esta fase, además, es vital que la directiva empresarial informe del cambio al que se va a someter la empresa para poder efectuar todos los cambios organizacionales necesarios para la completa satisfacción de la fase de implantación.
  • Funcionamiento del ERP Sage X3: una vez superada la fase anterior, es el momento de iniciar la andadura empresarial a manos de una herramienta TIC que supondrá un valor añadido a medio y largo plazo. Resulta importante remarcar el periodo de tiempo descrito, ya que la fase inicial de funcionamiento suele ser el momento ideal para llevar a cabo la pertinente técnica de prueba y error. Por eso, esta fase debe caracterizarse por la propuesta de una serie de mejoras para solventar los errores iniciales, así como de la implementación de técnicas para combatir la resistencia al cambio. Todo este proceso deberá culminarse con una serie de controles rutinarios.
  • Mantenimiento y evolución: tras la puesta en marcha del proyecto, será necesario contar con un proveedor especializado como Quonext que sea capaz de realizar tareas de mantenimiento y actualización de un software multifuncional como el ERP Sage X3. Tareas como la actualización del sistema o la adaptación periódica a los cambios legislativos son básicas a largo plazo.

En conclusión, las fases de las que se compone la inversión en un ERP como el de Sage X3 son múltiples, y cada una de ellas debe adecuarse a los objetivos planteados en el protocolo establecido antes de la implantación.

2017-04-20T08:21:56+00:00 16 marzo, 2016|Categories: ERP|Tags: |0 Comments

Leave A Comment