||El futuro del modelo de crecimiento empresarial en España

El futuro del modelo de crecimiento empresarial en España

software empresarial para directivos

Fuente: freedigitalphotos.net

El modelo de crecimiento empresarial español ha evidenciado durante los últimos años una serie de deficiencias que lo han llevado a mostrar una insuficiente competitividad respecto a otras compañías europeas.

Este hecho ha provocado que la evolución que debería haber hecho el sector empresarial durante los últimos tiempos haya sido insuficiente.

Es importante que las compañías españolas sepan aprovechar las oportunidades estratégicas que el mercado les ofrece para volver a retomar el impulso del crecimiento y la innovación.

Es en ese aspecto donde la tecnología adquiere una gran importancia. Desde la tecnología en maquinaria, a la de ahorro energético o, simplemente, a la de programas de gestión empresarial que ayuden a cambiar esa evolución.

Precisamente este último factor, el relacionado con los programas para empresas como el ERP o el CRM, es donde queda  mucho por hacer.

Estrategias de futuro para el sector empresarial español

Las compañías españolas deben ser capaces de mejorar sus prestaciones tecnológicas, así como las estrategias vinculadas a ellas.

Ambos factores son muy importantes de cara al futuro, sobre todo para aumentar la competitividad de España en el resto del mundo. Algunas de las innovaciones que en los últimos años han permitido mejorar la posición de las empresas españolas en el mercado global son el ERP y el CRM, dos soluciones de negocio imprescindibles.

El ERP está desarrollado bajo el programa Navision, y el segundo, sobre la plataforma Microsoft Dynamics CRM. Ambas apuestan por una mejora de la gestión empresarial.

Algunas de las estrategias sobre las que focalizar esfuerzos son las siguientes:

  1. Impulso a la colaboración entre empresas: aprender a trabajar de forma colaborativa y a ser más eficientes en la gestión de recursos dentro de un mercado globalizado, es un factor que las empresas españolas deben aprender a realizar. Sobre todo, en los procesos de internacionalización.
  2. Campañas donde la innovación sea el punto de referencia: la deslocalización industrial de los últimos años hace que la competencia por precio sea muy difícil. Por eso, países desarrollados como España deben aprender a ofrecer una experiencia de compra diferente y personalizada, que se convierta en valor añadido de la marca. Para conseguirlo, una solución puede ser el software de gestión CRM, que ayuda a gestionar la experiencia clientelar y a mejorar la reputación de la marca entre sus clientes.
  3. Emprendeduría: fomentar una actitud emprendedora entre las compañías del tejido empresarial español resulta imprescindible para mejorar la competitividad de las empresas, así como su innovación.
  4. Innovar en la gestión interna de la empresa: hacer más eficientes los procesos empresariales es otro de los puntos que deben mejorar las compañías españolas. De la gestión interna depende en gran parte la imagen que se proyecte de una marca al exterior. Por eso, es importante contar con tecnología que ayude a mejorar ese trabajo. El programa Navision, por ejemplo, base sobre la que se desarrolla el ERP de Microsoft Dynamics, está especialmente diseñado para mejorar la productividad de todos los departamentos de una empresa.
  5. Apostar por la internacionalización: el mercado nacional es potente y hay que trabajarlo, pero muchas pymes deben quitarse de encima el complejo idiomático y expandir sus mercados más allá de nuestras fronteras.

En definitiva, existen muchos factores estratégicos que las empresas españolas deben mejorar. No solo desde un punto de vista tecnológico mediante la implantación de programas de gestión empresarial, sino también desde un punto de vista cultural y hasta social.

Leave A Comment