||Factores clave en la implantación de un software CRM

Factores clave en la implantación de un software CRM

software-gestion-proyectos

Llega un momento en el que las empresas deben decidir cuál es su estrategia de negocio. Años atrás muchas de las compañías optaban por centrar sus esfuerzos en relaciones puntuales con el cliente, en las que la venta indiscriminada de productos era el objetivo final.

En la actualidad, esa perspectiva ha cambiado totalmente y ahora es el cliente el centro del universo empresarial.

Se ha pasado, por lo tanto, de un cliente estándar a un cliente individualizado. De tratar al usuario como un elemento externo al proceso empresarial a considerarlo el elemento central y activo más importante.

En definitiva, se ha pasado del marketing puramente transaccional a uno relacional. O lo que es lo mismo, las empresas ahora buscan tener relaciones clientelares a largo plazo.

La introducción en el mercado de soluciones empresariales como el programa CRM ha facilitado este cambio de perspectiva. El software CRM es la principal herramienta para gestionar de manera eficiente la relación con los clientes y configurar una base de datos que permita segmentar al público y realizar campañas de marketing más efectivas.

Implantar un CRM no es una tarea fácil, ya que a pesar de la facilidad de uso del software de gestión, si la implementación en la vida diaria de una compañía no se hace de forma correcta puede llegar a ser un fracaso.

Factores clave de para implantar un CRM

A la hora de implantar un programa CRM como el de Microsoft Dynamics, es importante que las empresas sigan cuatro fases para asegurar el éxito del proceso.

  1. Factor humano: la satisfacción del cliente no es solo una tarea de la que deba hacerse cargo el equipo comercial. Es un reto global de toda la compañía. Y el reto de satisfacer al cliente va desde el diseño del producto, a la atención al usuario, pasando por una web funcional y un servicio postventa eficiente. Cambiar la cultura empresarial, los protocolos diarios y combatir la resistencia al cambio del personal con formación continua son aspectos que potencian el cambio de estrategia.
  2. Factor analítico: un programa CRM no es un software enlatado que viene con unas hojas de instrucciones predeterminadas. Cada empresa tiene sus propias particularidades y hay que tratar de configurar el software de gestión en la sintonía de trabajo adecuada para que funcione. Hay que realizar un análisis previo de la situación en la que se encuentra la empresa y los objetivos que el CRM debe ayudar a conseguir.
  3. Factor tecnológico: una estrategia de implantación de un programa CRM debe constar de tres pasos: la estrategia de análisis (cómo se gestiona la relación con los clientes, que propuestas de valor se ofrecen y necesidades de mejora); el diagnóstico (diseñar a la medida del análisis anterior una estrategia para mejorar las necesidades detectadas); y la fase de actuación (fase en la que se implanta el Plan Director). Todos estos pasos se realizan al mismo tiempo que se gestiona el cambio cultural y tecnológico en la empresa. Desarrollar la arquitectura adecuada para el programa también se incluye en esta tercera fase, y será el último pase antes de iniciar la fase de prueba.

En definitiva, la implantación de un software CRM como el de Microsoft Dynamics necesita de una serie de pasos para asegurar su éxito. La mejora de las relaciones con los clientes se verá tremendamente beneficiada si eso se produce, y la empresa será mucho más competitiva en un mercado en el que el usuario cada vez tiene más poder.

banner-comprar-un-crm
2018-06-07T13:30:48+00:00 9 octubre, 2015|Categories: CRM|Tags: , |0 Comments

Leave A Comment