||El éxito del sector turístico no siempre depende de la innovación

El éxito del sector turístico no siempre depende de la innovación

programa PMS hoteles

La industria turística está compuesta por numerosas ramas que van desde el hospedaje a las actividades de ocio.

Debido a esta riqueza, existen multitud de posibilidades para incorporar mejoras tecnológicas e innovadoras en el sector.

A causa de la crisis económica que hemos pasado durante los últimos 7 años, los hoteles y establecimientos turísticos han debido recomponer su forma de posicionarse en el mercado.

El aumento de la productividad y la competitividad es, por lo tanto, un objetivo básico para poder sobrevivir en un entorno globalizado.

La introducción de programas de gestión de hoteles como el PMS, de software de gestión clientelar como el CRM o de otras soluciones vinculadas con el Big Data son un ejemplo de este tipo de necesidades.

Innovar en el sector turístico no solo significa crear un nuevo producto, también puede estar relacionado con el hecho de introducir mejoras en los productos existentes o, incluso, en la forma en que éstos se ofrecen al público.

Así, existen muchos ejemplos vinculados con la tecnología y software de gestión hotelera en este sentido:

  1. La aparición de hoteles low cost y de hostels que se diferencian del resto mediante un diseño rompedor y la incorporación de tecnología. Como por ejemplo, mediante la utilización de software especializado que reduzca el gasto en personal: check-in electrónico, servicio de toallas automático…
  2. Introducción de hoteles concepto, establecimientos vinculados de forma directa con un tipo de temática. Son una gran novedad en los últimos años, y los grandes touroperadores lo están comenzando a utilizar de forma masiva.
  3. La implantación de tecnología informática como programas de gestión hotelera que mejoran la productividad y eficiencia de los hoteles, es otro de los elementos a tener en cuenta. También, el comienzo del uso de robots en hoteles y aeropuertos que automatizan procesos tan rutinarios como la impresión de billetes o check-in. También la aparición de la tecnología weareable y de aplicaciones para móviles es una innovación a tener en cuenta dentro del sector turístico.
  4. Como ejemplo de la aparición de novedades en la forma en que se ofrecen productos ya existentes, podemos hacer hincapié en los hoteles p2p, en los que los clientes se ponen en contacto de forma directa con los dueños de los pisos para alquilarlos. Es el caso de Airbnb, un intermediario que ha revolucionado el sector.

La innovación no siempre es sinónimo de éxito

Implantar nuevos protocolos y mejoras constantes, especialmente tecnológicas, no siempre asegura un mayor éxito comercial.

La experiencia de los usuarios es imprescindible para fidelizar a los huéspedes. La utilización de software de gestión hotelera como el PMS mejora los procesos internos de los mismos.

En cambio, el CRM contribuye de forma activa a mejorar la experiencia de los usuarios. Y es que no sirve de nada contar con las últimas innovaciones del sector hotelero si no se dispensa un trato adecuado a los clientes.

2017-11-21T15:47:30+00:00 11 noviembre, 2015|Categories: Turismo|0 Comments

Leave A Comment