||¿ERP propietario o ERP libre en la transformación digital de la pyme?

¿ERP propietario o ERP libre en la transformación digital de la pyme?

¿Me conviene un ERP propietario o un ERP libre?

La transformación digital ha influido sobre el mundo de la gestión empresarial con la misma fuerza que lo ha hecho en la comunicación en general. Del mismo modo que la sociedad ha empezado a demandar nuevos servicios y productos, los procesos internos de gestión en las empresas también lo empiezan a requerir.

Los procesos de gestión en los diferentes negocios pasan a ser un factor clave al que las compañías han tenido que adaptar sus herramientas de gestión. La ventaja de la transformación digital en este tipo de gestión empresarial ayuda a minimizar al máximo los costes de gestión, algo extremamente importante  en un mercado actual tan competitivo.

Para hacer frente a ese desafío, los programas de gestión ERP son las herramientas tecnológicas cuya función es facilitar y adecuar todos los procesos de gestión que se producen en las empresas, aportando la eficiencia y control que conlleva la innovación tecnológica actual.

La primera gran duda que asalta a toda pyme que se decide a implantar un ERP es la siguiente: ¿Me conviene un ERP propietario o un ERP libre? La gran diferencia que poseen sus funcionalidades obliga a que esta decisión deba ser muy estudiada.

En el presente artículo trataremos de dar una aproximación a las principales características de estos dos tipos de soluciones tecnológicas.

El ERP propietario: ventajas e inconvenientes

Este programa de gestión empresarial se adquiere siempre por una licencia de pago. Así, su elevado coste es el principal obstáculo que hace que algunas pymes se muestren reticentes a su implantación. No obstante, los expertos coinciden en que es una inversión que actualmente resulta rentable, principalmente, por sus capacidades de aumentar los ingresos empresariales a partir de una mejor gestión de los recursos disponibles en la empresa:

  1. Cuenta con grandes garantías y cobertura frente a posibles errores.
  2. Destaca por su gran especialización.
  3. Fiabilidad. Prestigiosas empresas como Microsoft y Sage avalan este tipo de soluciones, por lo que el ERP propietario es una apuesta segura frente a posibles riesgos que podrían derivarse de un ERP libre, que no está respaldado por grandes fabricantes.
  4. Funcionalidades extraordinarias. Si el objetivo de una compañía es tener un máximo control de los procesos de la empresa y potenciar las facilidades que un ERP puede ofrecer, no cabe duda de que el programa ERP propietario es la mejor opción.

No obstante, también es conveniente sopesar los inconvenientes de esta solución:

  1. El coste total, tanto de adquisición como de instalación, es elevado. No obstante, la creciente competitividad que se está generando en los distintos sectores obliga a las empresas a la adquisición de este tipo de soluciones, por lo que la tendencia del precio está a la baja.
  2. Esta modalidad es dependiente del proveedor. De esta forma la libertad de conformar un ERP a la medida de las empresas queda más limitada.

El ERP libre: sus puntos fuertes y débiles

A diferencia del ERP propietario, el libre se caracteriza por su gratuidad en cuanto a su licencia, motivo por el que resulta muy tentador para aquellas pymes cuyo volumen de facturación no es elevado. Estas son algunas de sus ventajas:

  1. Mayores posibilidades de personalización.
  2. Esta modalidad está incrementando sus funcionalidades con el paso del tiempo, intentando acercarse cada vez más a los servicios ofrecidos por el ERP propietario. Sin embargo, su gratuidad la limita a nivel de desarrollo.
  3. Independencia del proveedor.
  4. Menor coste: no requiere pago por su licencia. Además, el coste de implementación, por lo general, debería ser más económico que el ERP propietario, aunque no siempre es así.

Y entre sus debilidades, destacan las siguientes:

  1. Garantías muy limitadas.
  2. Normalmente, son programas de gestión muy horizontales, por lo que si el negocio tiene un nicho muy concreto y especializado, esta opción no es recomendable.
  3. Las funcionalidades de su servicio son más limitadas si se compara con el ERP propietario. Y esto puede constituir un obstáculo si el objetivo es el crecimiento del negocio.

Como se ha podido comprobar, existen grandes diferencias entre las modalidades de ERP propietario y ERP libre. Lo esencial es saber que, propiamente, no existe uno mejor que otro, sino que hay uno que se va a adaptar mejor a las necesidades y requerimientos particulares de un negocio concreto como el que requiere una pyme.

De esta forma, es esencial llevar a cabo un análisis profundo para descubrir los puntos de mejora en la gestión de los procesos y recursos empresariales. El tamaño de la empresa, el volumen de negocio y los criterios organizativos propios son algunos de los elementos a tener en cuenta, para decidirse por un ERP propietario o un ERP libre.

2017-04-07T09:36:13+00:00 10 enero, 2017|Categories: ERP|Tags: |0 Comments

Leave A Comment