||Necesitas un ERP para planificar tu demanda

Necesitas un ERP para planificar tu demanda

La planificación de la demanda es esencial para que nuestra empresa siga siendo eficiente y competitiva. Sin embargo, anticiparnos a los escenarios futuros no es tan fácil como parece dado que influyen demasiados  factores externos a la empresa: comportamiento de los consumidores, tendencia de la economía, etcétera.

demanda erp

En este sentido, los programas ERP pueden ayudarnos a planificar nuestra demanda con precisión. Estos sistemas, en base a datos históricos, las fluctuaciones estacionales del negocio y las tendencias medias, permiten anticiparse  a las futuras necesidades del mercado de forma precisa. Y, en función de las disponibilidades de almacén de la empresa,  podrá emitir las correspondientes órdenes de fabricación y de compra.

¿Por qué un ERP para planificar nuestra demanda?

Utilizar un sistema de gestión para adelantarnos a los distintos escenarios del mercado nos permitirá:

  • Conocer cuáles van a ser los artículos que mejor se van a vender para incentivar la producción de los mismos.
  • Alternativamente, conocer los artículos cuya demanda va a disminuir para disminuir el aprovisionamiento de los mismos.
  • Adecuar los niveles de inventarios a la demanda prevista, minimizando la posibilidad de desabastecimiento y, simultáneamente, reduciendo la necesidad de contar con “colchones de seguridad“.
  • Reducción de costes (en especial de almacenaje), retrasos y riesgos
  • Eliminar la necesidad de realizar la estimación de la demanda de forma manual. Asimismo, se reduce la probabilidad de cometer un error manual.
  • Emitir automáticamente órdenes de compra y de trabajo.

Además, es posible incluir aquellos aspectos propios de nuestro negocio para que el sistema ERP lo tenga en cuenta:

  •  Factores estacionales: cuando llevamos tiempo operando en el mismo negocio sabemos que hay aspectos cíclicos que se repiten con el tiempo. Por ejemplo, si tu negocio es vender juguetes, tu demanda se disparará en Navidad. Sin embargo, para la mayoría de los negocios, la Navidad es una fecha en la que la facturación disminuye.
  • Incluir nuestras propias reglas de negocio. Por ejemplo, imagina que, por política de empresa, los pedidos se emiten  cuando el nivel de stock alcanza un mínimo. O también puede interesarnos que los pedidos superen un determinado cupo para aprovecharnos de determinados descuentos.
  • Incluir a los clientes y a los proveedores en el análisis, incorporando a estos agentes estratégicos de la cadena de valor.
  • Considerar las principales influencias externas que sabemos que se van a producir.

¿Tienes ya un programa ERP en tu organización? En Quonext te ayudamos a convertir la previsión de la demanda en tu ventaja competitiva… ¡Infórmate ya!

2017-11-21T14:54:27+00:00 29 enero, 2014|Categories: ERP|0 Comments

Leave A Comment