||Diferencia entre las fases del software CRM

Diferencia entre las fases del software CRM

Aportaciones del CRM analítico y operacional en el marketing de tu empresa

Implementar una solución CRM en una compañía resulta una estrategia fundamental para mejorar la relación y el servicio ofrecido a los clientes. Se trata de una tecnología basada en el desarrollo del marketing relacional y de ventas, ya que un CRM cuenta con una serie de herramientas óptimas en la fidelización e interacción con el cliente.

Esta estrategia CRM centra la actividad de la compañía en torno a la figura del consumidor. Lo cual nos proporcionará una visión panorámica de los clientes que permita obtener resultados positivos. Unos resultados sustentados en la satisfacción de necesidades y expectativas de los mismos.

Etapa operativa, colaborativa y analítica del CRM

La solución modular CRM permite gestionar la comunicación y la administración, a la vez que impulsa la productividad, las ventas y la eficiencia en cualquier servicio ofrecido, gracias a la automatización e integración de los procesos.

Por otro lado, un CRM cuenta con distintas fases orientadas a aumentar la rentabilidad de la compañía, ya que sus herramientas permiten analizar la información extraída a partir de redes sociales y campañas en la nube. Algo que nos lleva a reducir de manera significativa los costos del marketing relacional.

La estrategia de CRM se encuentra formada por tres etapas independientes, fundamentadas en la fidelización del cliente:

  • CRM operativo: esta plataforma CRM de servicios integrada mide la efectividad del negocio a partir de la creación de bases de datos sobre las prácticas relevantes de los clientes. Esto permitirá, entre otros, automatizar las ventas, los servicios y el marketing desde un punto de vista flexible y transversal.
  • CRM colaborativo: esta aportación se encuentra destinada a potenciar la interacción con el cliente. En este caso, la herramienta CRM incorpora nuevos canales adicionales de última tecnología, capaces de obtener información a partir de internet y servicios de telefonía móvil. Por ello, CRM aporta notoriedad y distinción, ofreciendo un servicio de atención al cliente basado en la calidad.
  • CRM analítico: la estrategia CRM de esta función combina el negocio con la administración. Analiza los patrones del cliente y su ciclo de vida dentro de la compañía. Esto permite actuar de manera predictiva de modo que nuestras acciones sean más efectivas a la vez que centralizamos la administración del negocio.

Valor añadido de la solución CRM

Las distintas fases mencionadas en el punto anterior se complementan entre si para hacer de esta solución una parte inherente en las actividades relacionadas con el marketing. Integrar los tres niveles de CRM generará grandes beneficios para la compañía a la vez de que se aumentará su rendimiento.

Asimismo, además de fidelizar al cliente, un CRM aumenta la satisfacción entre los empleados de la compañía. Sus herramientas innovadoras permiten interactuar, al mismo tiempo que coordinan y centralizan el constante flujo informativo sin perder un solo dato relevante.

Un software como Microsoft Dynamics CRM ofrece una perspectiva integradora, coordinadora y comprometida. En definitiva, una solución a largo plazo indispensable para descubrir las tendencias de un mercado cada vez más inestable, segmentado y exigente.

2017-11-21T15:15:17+00:00 18 julio, 2016|Categories: CRM|0 Comments

Leave A Comment