||Construcción sostenible para edificaciones energéticamente eficientes. Europa nos pone las pilas.

Construcción sostenible para edificaciones energéticamente eficientes. Europa nos pone las pilas.

La construcción sostenible supone un especial respeto por el medio ambiente, que se traduce en el uso eficiente de la energía y el agua, así como de los recursos y materiales, siendo éstos preferiblemente no perjudiciales para el medio ambiente. Es cuestión de aplicar conceptos de reciclaje, reutilización y recuperación de materiales.  Todo ello bajo una conciencia arraigada de que los recursos naturales son finitos, dado el evidente crecimiento de la población mundial que tendrá como consecuencia la disminución del potencial de los recursos empleados hasta ahora.

El incremento de la eficiencia en la gestión de la construcción casi siempre redunda en una mayor sostenibilidad y una reducción en el consumo global de recursos. En este contexto, la industrialización se presenta como una posible estrategia de sostenibilidad, desde el momento en que se traslada la mayor parte del proceso productivo a una fábrica. Con esto se consiguen ventajas organizativas al construirse módulos tridimensionales en una cadena de montaje, a la vez que se producen también mejoras en la seguridad de los propios trabajadores.

A nivel ambiental también se gana en sostenibilidad, dado que es posible reducir los residuos generados por una obra, así como la generación de polvo y la contaminación acústica.

destacades-erp-construccion-sostenible

Somos claramente ineficientes y Europa ha tomado medidas correctoras

Hoy por hoy, el sector de la construcción en Europa supone el 40% del consumo total de energía, un tercio del consumo del agua, un tercio también de los residuos generados y produce un 35% de las emisiones de efecto invernadero.

Está claro que hay que tomar cartas en el asunto, y en este sentido, conviene recordar que Estrategia 2020 es un plan de desarrollo de la Unión Europea que se lanzó en el 2010 orientado a un crecimiento económico y sostenible y que por supuesto va a afectar al sector de la construcción. Afectando a las emisiones de gases de efecto invernadero un 20% menores a los niveles de 1990, incrementando el uso en un 20% de las energías renovables, e incrementando un 20% la eficiencia energética.

Entre los objetivos de la construcción sostenible nos encontramos con la necesidad de racionalizar, ahorrar, conservar y mejorar. Y es algo que se puede hacer desde la propia redacción de los proyectos de edificación, afectando al diseño para potenciar el empleo de luz natural, utilizando aislamientos y protecciones, empleando materiales y pinturas no tóxicas, instalando sistemas de seguimiento y verificación de consumo energético…

¿Qué aporta un ERP para la construcción sostenible?

El sector se va a enfrentar a una serie de certificados de construcción sostenible, que representarán una herramienta clave para anticiparse a las futuras exigencias de las diferentes normativas. ¿Cómo afrontar todo esto sin un adecuado soporte tecnológico para la gestión?

Un software de gestión para construcción como Quobuilding, permite disponer de procesos de gestión mucho más controlados, ahorrando costes y mejorando la productividad y la competitividad. Se trata de un punto de partida excepcional para todo lo que nos viene por delante.

Leave A Comment