||Conoce a tu huésped. ¿Destino tradicional o destino inteligente?: Smart DMO, Smart Hotels e Inteligencia empresarial hotelera

Conoce a tu huésped. ¿Destino tradicional o destino inteligente?: Smart DMO, Smart Hotels e Inteligencia empresarial hotelera

Smart destinations y el PMS hotelero

El turismo es uno de los sectores empresariales donde más impacto ha tenido la irrupción de las nuevas tecnologías. Una nueva era basada en la digitalización se abre paso, definiendo a su vez nuevos desafíos para todos aquellos negocios incluidos dentro del sector turístico.

Herramientas como el programa de gestión hotelera forman ya parte de la estrategia empresarial de infinidad de hoteles, por las ventajas que ofrecen sus avanzadas funcionalidades en gestión hotelera.

No obstante, aparte de la gestión interna de los negocios, también hay algo que se puede hacer para satisfacer y cumplir las expectativas de los clientes en un hotel: ya está aquí el fenómeno de la smart destination.

El nuevo destino para los hoteles: convertirse en destino turístico inteligente

El concepto smart (lo que viene a traducirse en inteligente) va haciéndose más familiar entre la sociedad española. Se aplica a destinos turísticos y hoteles, con el objetivo de mejorar la experiencia del turista.

Ganarse esa etiqueta supone un importante reto para los destinos turísticos, que deben cumplir con una serie de requisitos. En su consecución, los destinos turísticos inteligente deben poner el foco sobre los siguientes ejes:

  1. Innovación: va encaminado al perfeccionamiento de los procesos internos del negocio para ofrecer un mejor servicio y fortalecer la relación con los turistas.
  2. Tecnología: se refiere a la implantación de herramientas digitales que permitan la captura, análisis y explotación de datos e información, para ganar en productividad y mejorar las experiencias del cliente. Cuanto más inteligentes sean los destinos, habrá más puntos de contacto con el turista y más posibilidad de recabar datos para ofrecerle una experiencia ajustada a sus preferencias. Contar con un software para hotel es un buen ejemplo.
  3. Sostenibilidad: relacionado con el compromiso de respetar los destinos turísticos, de forma que no altere las rutinas de las personas locales y permitir que esos destinos puedan perdurar en el tiempo para la visita de los futuros viajeros.
  4. Accesibilidad: hace referencia al derecho de la igualdad de oportunidades. Así, se debe garantizar el acceso tanto a visitantes como residentes, sin exclusiones.

La tecnología es, sin ningún tipo de dudas, un elemento clave en cuanto a la consecución de un destino turístico con la etiqueta inteligente.

En este sentido destaca la Inteligencia empresarial (BI), que permite analizar los datos y simular escenarios para ofrecer una experiencia que cubra todas las opciones.

Las Destination Management Organizations, piezas clave

La función de las comúnmente llamadas DMO (las oficinas de turismo) es la de promover e impulsar la coordinación entre todos los actores que forman parte del servicio turístico, para ofrecer una experiencia única e inigualable al cliente.

Las Destination Management Organizations se encuentran en un cambio de paradigma. En este contexto deben hacer afrontar retos como:

  1. Fomentar los destinos turísticos inteligentes.
  2. Adaptarse al turista del siglo XXI. Es decir, una Destination Management Organization no puede pasar por alto el impacto de la tecnología en los hábitos del viajero actual.
  3. Mejorar la personalización de las relaciones con el cliente.

Las DMO juegan un papel fundamental en cuanto a la promoción de los destinos turísticos. No pueden estar ausentes en la incorporación de soluciones tecnológicas, con el fin de obtener mejores resultados finales.

Palma de Mallorca: un buen ejemplo de destino inteligente

El ambicioso proyecto de Palma de Mallorca, por convertirse en todo un destino turístico inteligente de referencia, se ha marcado varios objetivos:

  1. Instalar la mayor zona wifi turística de toda Europa dentro de un espacio público.
  2. Monitorizar el comportamiento del turista digital en tiempo real.
  3. Desarrollar nuevos servicios basándose en la digitalización
  4. Desplegar proyectos basados en el “Internet of Things (IoT)
  5. Avanzar en las estrategias de las Destination Management Organizations, desarrollando modelos innovadores para gestionar el Big Data y el Internet de las cosas.

Este proyecto espera que uno de los efectos directos en la isla balear sea el crecimiento económico de la zona. Además, se espera que este modelo de servicio turístico se convierta en un referente para crear destinos inteligentes en un futuro próximo.

En definitiva, las TIC se convierten de esta manera en el motor de innovación para todos aquellos destinos que deseen adquirir la etiqueta de inteligentes.

El PMS para hoteles QuoHotel constituye un soporte fundamental para la gestión estratégica y operativa de un hotel dentro de un destino inteligente gracias a sus amplias ventajas competitivas en la gestión de complejos hoteleros.

Un dato para tener en cuenta: la inversión necesaria para convertir en “Inteligente” un destino se recupera gracias al aumento de la afluencia de turistas.

¿Te unes a la prestigiosa lista de las smart destinations?

2017-11-21T14:51:12+00:00 3 febrero, 2017|Categories: Turismo|Tags: , , |0 Comments

Leave A Comment