|, Turismo|¿Cómo afrontaron los hoteles y establecimientos turísticos la crisis económica?

¿Cómo afrontaron los hoteles y establecimientos turísticos la crisis económica?

pms hoteles

Ofrecer un servicio de calidad en la gestión hotelera se ha convertido en la mejor estrategia para atraer nuevos huéspedes y fidelizar a los clientes que ya hayan pasado alguna noche en el hotel.

Con la crisis económica, muchos establecimientos de 5 estrellas del sector hotelero español han debido replantear su situación y la forma en que ofrecen sus servicios.

La calidad se ha convertido en la principal estrategia para afrontar un periodo de coyuntura económica negativa.

La forma en que el sector turístico lo ha planteado ha dado la razón a esa estrategia. De ahí que la cultura para la innovación y la vanguardia tecnológica estén a la orden del día en los hoteles.

Por eso, se han adoptado nuevas formas y protocolos de gestión más ágiles, herramientas como un programa de gestión de hoteles, métodos estadísticos y otras formas de maximizar el potencial del hotel.

La calidad como elemento de competitividad

El significado del término “calidad” en la gestión hotelera está relacionado directamente con cuatro enfoques básicos:

  • La excelencia: el principio básico que relaciona la calidad con la perfección está ligado estrechamente a la organización. A más productividad y eficiencia en la organización de los procesos diarios de gestión, mayor es la calidad. Se trata, por lo tanto, de alcanzar el nivel más alto en el servicio para satisfacer a los usuarios.
  • Calidad es valor: adecuar el uso real del hotel y el precio de venta será sinónimo de valor. Porque la calidad depende exclusivamente de cada cliente. Por eso, las herramientas como el PMS hotel y los programas de gestión hotelera del mercado ayudan a segmentar al público y ofrecer experiencias de valor a los clientes según sus gustos.
  • Calidad es cumplir con lo prometido: cuando un hotel ofrece una serie de servicios que después no se cumplen, la satisfacción del cliente se ve comprometida y se corre el riesgo de no dar una buena imagen. En muchas ocasiones este tipo de errores por parte del hotel vienen originados por la falta de una automatización de procesos como los que genera un programa de gestión de hoteles. La productividad y la eficiencia deben ser siempre la prioridad, y eso repercute de forma directa en la calidad del servicio.
  • Calidad es igualar o superar las expectativas de los clientes: siempre que un huésped se va de un hotel con la satisfacción de haber acertado en su elección, el éxito está asegurado. El trato recibido, la calidad del servicio y de las habitaciones, el restaurante…y hasta la propia gestión interna del hotel son aspectos que, aunque no lo parezca, los usuarios siempre tienen en cuenta.

El aumento de la innovación y la implantación de software de gestión para hoteles como el PMS, así como la política de maximización de la calidad y una bajada de precios competitiva, han provocado que el sector turístico sea uno de los menos afectados por la crisis.

2017-11-21T15:49:31+00:00 16 octubre, 2015|Categories: Transformación digital, Turismo|Tags: , |0 Comments

Leave A Comment