||¿Es el momento de cambiar tu ERP?

¿Es el momento de cambiar tu ERP?

si tu programa erp esta obsoleto ha llegado el momento de cambiarlo¿Obsolescencia + ERP? La combinación de ambas palabras no tiene otro significado: tu programa ERP ha quedado desfasado, no se adecua a las circunstancias actuales o, lo que es lo mismo, ha dejado de cubrir las necesidades de tu empresa.

Cuando se presenta la necesidad de cambiar de sistema ERP  hay que analizar profundamente la situación y asegurarse de que no existe una actualización que pueda cubrir las necesidades actuales antes de comenzar la implementación de un nuevo sistema de gestión. La implantación de un nuevo programa ERP es un proceso que requiere tiempo, implicación y costes pero que en muchos casos es más que necesario, ya que trabajar con un software de gestión obsoleto puede afectar negativamente al rendimiento y la productividad de la empresa.

En muchas ocasiones el cambio de sistema de gestión se retrasa debido a la falta de financiación, de recursos  o incluso por que se pasa por alto esta necesidad, pues no resulta fácil reconocer que hay que cambiar de ERP. Los casos más frecuentes son empresas que cuentan con una aplicación ERP que ha cubierto las necesidades de la organización hasta un momento determinado pero que ya no es capaz de afrontar competencias en nuevos escenarios como, por ejemplo, la internacionalización de la organización.

 

Cómo saber cuándo hay que cambiar de ERP

¿Por qué mi software ERP está obsoleto? ¿Cómo sé cuándo es el momento adecuado para cambiarlo? Éstas y otras muchas preguntas son las que se hacen los directivos de las empresas cuando se enfrentan a la toma de una decisión tan importante como es la actualización o el cambio de sistema de gestión.

El correcto funcionamiento del sistema operativo es uno de los principales requisitos para poder competir en un mercado global y cada vez más complejo. La tecnología se ha convertido en la herramienta perfecta para combatir la complejidad de los procesos, pero se convierte en una traba cuando el programa de gestión está obsoleto y ya no cuenta con actualizaciones que puedan adaptarse. Si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones en tu empresa, entonces ha llegado el momento de reemplazar tu programa ERP:

–          ¿Tu programa de gestión se ha adaptado a la evolución de tu empresa? Si tu empresa ha evolucionado con el paso de los años y lo que empezó siendo una fabrica a día de hoy se ha convertido en varias plantas en diferentes países, tú sistema ERP también debe seguir el ritmo de tu empresa, sino es así seguramente ya hace tiempo que ha superado sus límites.

–          ¿Estás cumpliendo con las necesidades de tus proveedores y clientes? Ten muy presente que el cliente es tu prioridad y piensa si tu programa ERP está preparado para compartir información de manera precisa y adecuada y si está cumpliendo las expectativas con tus proveedores.

–          ¿Tu sistema de gestión está experimentando demasiados colapsos? Esto se debe a que tu ERP no está preparado para los procesos actuales. Los avances en ingeniería, compras, programación…han vuelto los procesos más complejos que hace 5 años y si tu software no está preparado deberías cuestionarte el porcentaje de productividad que estás perdiendo.

–          ¿Qué pasaría si hubiese algún cambio legislativo? Tu aplicación ERP debe estar preparada para adaptarse a la nuevas normas de manera flexible, si no es así quizás sea más rentable decantarse por un nuevo sistema.

Consejos a tener en cuenta antes de implantar tu nuevo ERP

Antes de reemplazar tu software de gestión es importante valorar el impacto que tendrá un cambio de esta magnitud y cómo afrontarlo teniendo muy en cuenta los objetivos de la empresa y las fases y plazos que supone su implantación.

–          Busca un ERP que solucione los problemas de tu empresa, no te dejes llevar por el coste u otras características que, a pesar de que en un primer momento pueden resultan relevantes, a la larga te darás cuenta de que no necesitas el programa ERP más barato ni el más recomendado sino el que mejor se adapte a los objetivos y requisitos de tu empresa. Prueba, compara y analiza antes de decidirte.

–          La implantación del nuevo sistema requerirá compromiso por parte de toda la empresa. Si no existe implicación por parte de los trabajadores, la implementación del nuevo ERP puede convertirse en un problema más que en una solución.

–          Ejecuta una consultoría interna y externa. Valora que necesita tu empresa ahora y que puede necesitar en un futuro, cuáles son tus procesos y necesidades a cubrir pero no te limites a un análisis interno, realiza también una consultoría externa para ponerte al día de cuáles son las herramientas que necesitas para lograr tus objetivos.

En definitiva, cambiar de programa ERP cuando este ha quedado obsoleto es una difícil decisión por su enorme coste pero que en el largo plazo va a mejorar la rentabilidad de tu empresa. En Quonext convertimos la solución ERP de tu empresa en tu ventaja competitiva… ¡Infórmate!

2017-11-21T14:36:27+00:00 10 octubre, 2013|Categories: ERP|0 Comments

Leave A Comment