Tendencias del sector hotelero para 2017: ¿Qué hemos aprendido en los últimos años de gestión hotelera?

La implementación de un programa de gestión empresarial para hoteles facilita y automatiza muchos de los procesos.

Los buenos empresarios son conscientes de la importancia de evaluar las acciones con el objetivo de perfeccionar la estrategia de cara al futuro. En especial, los que se dedican al sector del turismo, que se encuentra en auge a nivel mundial y que constituye una oportunidad empresarial excelente para incrementar el crecimiento si se aplica una buena planificación de los recursos del negocio.

Las estrategias que se pueden llevar a cabo son variadas, pero los expertos coinciden en que el éxito tiene un denominador común: la implementación de un programa de gestión empresarial para hoteles que facilite y automatice muchos de los procesos, tanto internos como externos de un hotel, beneficiando en el ahorro de tiempo, mejor organización y una gestión optimizada de los recursos.

Datos del sector turístico del año pasado y las previsiones del futuro

Este verano nuestro país batió todos los retos al recibir a un 10% más de turistas que el año pasado. En julio, la facturación por habitación se incrementó un 13%, respecto al mismo mes del pasado año. Definitivamente, el sector hotelero español está pasando por su mejor momento, aunque a mayor demanda, mayor oferta, y precisamente ahí se encuentra el principal reto actual de las empresas hoteleras: ofrecer propuestas de valor únicas al cliente que les diferencie de sus competidores y ayuden a mejorar la experiencia del cliente.

El siguiente gráfico indica las transacciones en millones de euros de hoteles en España desde 2006 hasta 2015. Sin duda, pone de manifiesto, una vez más, el momento de total efervescencia en que se encuentra el sector turístico:

Transacciones de hoteles en España

La industria del turismo en nuestro país parece no tener freno: China, la gran potencia emergente, es la que muestra más interés. Ya hizo su demostración de poder al adquirir la cadena Mandarin Oriental, junto con la familia saudí Olayan, el prestigioso Ritz de Madrid por la cantidad de 130 millones de euros.

Elementos de éxito para el mercado turístico

La forma en la que se gestiona un hotel ha cambiado mucho durante los últimos años. Y es que las nuevas generaciones (Millenials) no se conforman con el trato del cliente al estilo tradicional, sino que exigen a los hoteles que se adapten a sus necesidades, las que ha traído la revolución digital. Estos son algunos elementos a los que se debe prestar atención de cara al 2017 para mejorar la satisfacción de este tipo de clientes:

  1. Mejorar la estrategia de crecimiento: se debe optimizar la gestión de los procesos que se lleven a cabo en el hotel. Por ello, contar con un programa de gestión empresarial para hoteles permitirá agilizar los servicios del negocio para lograr ofrecer propuestas de valor de calidad con el objetivo de aumentar las reservas y la contratación de servicios por parte de los clientes en el complejo hotelero.
  2. Invertir en tecnología e innovación: adoptar el Internet de las Cosas (IOT) y las nuevas innovaciones tecnológicas permitirán sorprender al cliente personalizando las experiencias durante su estancia. El PMS (Property Management System) es un programa de gestión empresarial para hoteles que aúna todos los avances digitales para permitir un control total de los procesos, y así ahorrar costes y aumentar los beneficios finales.
  3. Poner el foco en el cliente: la diferenciación es fundamental para atraer a nuevos clientes, y para conseguirlo hay que ofrecer servicios únicos. Intentar conocer los gustos del cliente es el reto de los hoteles, para captar nuevos huéspedes y fidelizar a los que ya se posee.

La industria hotelera se caracteriza por su dinamismo e incertidumbre: escoger un programa de gestión empresarial para hoteles es uno de los factores determinantes de éxito. Las cifras hablan por sí solas: España es uno de los destinos preferidos por los turistas de todo el mundo. Sacar el máximo partido de esta situación es el modo de ahorrar costes, aumentar ingresos, y por ende, incrementar la rentabilidad total de tu hotel.