Tendencias y evolución del sector hotelero español para 2016

software para hoteles

El sector turístico es sin duda uno de los motores principales de la economía española. Así lo aseguraron las cifras durante el año 2014, el primero que consolidó la recuperación del sector después de varios años de estancamiento.

La contribución del sector hotelero al PIB fue mucho mayor de lo que los propios analistas esperaban. En concreto, 2014 se cerró con un 2,9% de incremento positivo en el PIB turístico. Además, el pasado año vino a confirmar que el sector turístico es fundamental para la economía española, al consolidar un 0,8% de crecimiento anual desde el año 2010, a diferencia del PIB del conjunto de la economía española (que decreció a un ritmo del -0,5%).

Esta mejora progresiva depende de forma directa de la gran apuesta por la innovación en los hoteles españoles, que se ha constituido como la mejor respuesta para solventar la crisis. En concreto, la tecnología vinculada con los programas de gestión de hoteles como el PMS, especializados en la gestión interna, ha supuesto un incremento en el valor añadido de los servicios ofrecidos a los clientes.

Signos para 2016 en el sector hotelero español

Tras los análisis correspondientes al año 2014 y las primeras conclusiones extraídas durante 2015 –en el que se ha mantenido el nivel de crecimiento en parte por la fuerte presencia de turistas extranjeros– se pueden predecir algunos de los signos que marcarán el futuro inmediato en el sector:

  • Los principales mercados extranjeros (como Reino Unido, Francia o Alemania) incrementarán su afluencia hacia destinos españoles. Esta afirmación se puede sostener teniendo en cuenta los datos acumulados durante los últimos años por los diferentes programas de gestión de hoteles, que invitan al optimismo en cuanto al crecimiento de las reservas de este tipo de clientes
  • A pesar de todo el mercado ruso, uno de los que durante los últimos años estaba en alza, continuará su descenso debido al abaratamiento del precio del petróleo y a las medidas restrictivas impuestas por la UE desde que estalló el conflicto con Ucrania.
  • Los programas de gestión hotelera son también una gran herramienta de análisis. Por eso, el aumento progresivo en el número de reservas de usuarios españoles hace pensar que esa tendencia se mantendrá a lo largo de todo el año 2016. Y que, incluso, puede aumentar gracias a la progresiva recuperación.
  • El Business travel aumentará debido al crecimiento imparable de la sociedad globalizada en la que nos encontramos. Los programas de gestión hotelera se convierten así en una herramienta básica para poder gestionar y ofrecer el mejor servicio posible a una clientela con alto poder adquisitivo y muy exigente.
  • La no celebración de grandes campeonatos deportivos internacionales, como el caso del Eurobasket del pasado verano, puede propiciar un ligero descenso en este aspecto.

En definitiva, el sector turístico español se consolida como uno de los motores principales para el PIB español gracias a su capacidad de innovación y espíritu emprendedor.

Los programas de gestión de hoteles han sido uno de los factores clave en el continuo crecimiento del turismo en España, y se presentan como una herramienta básica para la continuación de estos mismos datos durante 2016.